Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (NP) – Marinos de Anzoátegui se mantiene como líder de la Conferencia Oriental de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) tras completar el primer tercio de la temporada con registro de nueve victorias y tres derrotas.

La reciente serie ante Guaiqueríes de Margarita, el llamado “Clásico Oriental”, realizada en el gimnasio Luis Ramos de Puerto La Cruz, dejó a los anzoatiguenses con balance de siete triunfos y una derrota en casa nivelado de dos  lauros y dos caída en la carretera.

A pesar de las ausencias, por lesiones, de varios integrantes del conjunto naval, la plantilla pudo conseguir un triunfo solvente en el primer partido de la serie, con gran rotación de balón y buena defensa. Esto último no se hizo presente en el segundo choque, en donde fueron vencidos por primera vez en casa luego de una cadena de 12 triunfos que arrastraba el equipo desde tercios de final de la temporada 2015.

El Acorazado Oriental promedió 80 puntos por encuentro en la serie de los dos quintetos orientales, mientras que Margarita dejó promedio de 77.5 unidades por desafío. En ese ataque destacaron Corey Fisher con 17 unidades, Germán Gabriel 15.5 p/p, el capitán José “Grillito” Vargas 15 puntos, Filiberto Rivera 13.5 y Oscar Torres 13 contables (un juego).

En canastas dobles el elenco naval dejó 56.7% (45-79), mientras que en triples lanzaron para 31.8% (14-44). En tiros libres estuvieron por debajo del promedio de la liga con 60.1% (28-46).

“En el primer juego y en los últimos 10 minutos del segundo partido los muchachos jugaron con muchas ganas, corazón y ambición para buscar el triunfo, les dije que eso debemos mantenerlo siempre, vimos como remontamos un marcador adverso de 19 puntos en el segundo encuentro, así debemos jugar, con intensidad”, contó el director técnico Ramón Díaz.

El mayor peso ofensivo del equipo recayó en los titulares, ya que la banca solo pudo contribuir con 15.5 puntos por encuentro, muy por debajo de los 32 puntos que venía promediando en 10 juegos previos.

Tras los 12 primeros juegos de la temporada, el elenco local se mantiene como el equipo con mejor promedio ofensivo de la LPB con 84.75 puntos por partido, además es el mejor quinteto defensivo de la campaña al recibir 74.58.

Marinos perdió, en esta serie y por primera vez en la zafra, la defensa de los tableros, al permitirle a Guaiqueríes una media de 39.5 rebotes por desafío (14.5 ofensivos), mientras que los navales trabajaron para 33 capturas por juego (9 ofensivos).

El endecacampeón de Venezuela estará disputando su próxima serie en Caracas, cuando visite a Cocodrilos miércoles 3 y jueves 4 de febrero en el gimnasio José Beracasa del Parque Naciones Unidas.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com