Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com – El Acorazado Oriental mantiene registro positivo en la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) con 10 triunfos y cuatro derrotas, luego de pactar división de honores en la serie ante Cocodrilos de Caracas.

“Si evaluamos las ausencias que tenemos actualmente, no podemos decir que nos fue mal, sin Juan Herrera, sin Garret Siler y Germán Gabriel, batallamos con Cocodrilos los dos juegos, ellos corrieron muy bien la cancha en el segundo partido y no pudimos hacer los ajustes, pero obtuvimos un triunfo importante el primer día”, analizó Ibsen Castrillo, director técnico interino.

Marinos de Anzoátegui promedió 82.5 puntos por partido, teniendo como principales figuras ofensivas al boricua Filiberto Rivera con 19 puntos por desafío, el capitán José “Grillito” Vargas con 17 unidades y Corey Fisher con 14.5 puntos. Ellos tres fueron los encargados del peso ofensivo tras las ausencias de los internos Garret Siler y Germán Gabriel, por lesión.

El quinteto anzoatiguense dejó 38.8% en canastas triples (21-54), teniendo a Fisher (6) y Oscar Torres (5) como los mejores exponentes en ese departamento.

“Tuvimos confianza al momento de realizar los lanzamientos y pudimos convertirlos, sin los centros tuvimos que modificar el estilo de juego y sacrificarnos en defensa, seguimos acoplándonos a un nuevo sistema de juego”, contó Oscar Torres.

Por su parte, el puertorriqueño Rivera, quien además promedió 6.0 rebotes, 5.5 asistencias y 3.0 robos por juego en la serie, dijo que a pesar de los cambios de entrenadores “seguimos siendo un equipo sólido y unido que conoce cuáles son los objetivos principales, contamos con un capitán que sabe cómo mantenernos enfocados y un veterano como Oscar Torres, ellos llevan mucho tiempo jugando juntos y eso nos favorece a los que llegamos recientemente”.

El quinteto oriental, sin sus dos centros, dominó los tableros con 36.5 rebotes por partido, por 32 de los capitalinos. Aunque estos últimos tomaron 15 ofensivos en los dos juegos.

En el departamento donde sí mermó la producción fue en el de habilitaciones, dejando 12 por juego, ocho por debajo del promedio que ostentan en la temporada.

Marinos tendrá siete días sin acción en la LPB, lo que servirá para que la plantilla se adapte a las indicaciones del entrenador boricua Omar González y recuperar a los lesionados.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com