Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com – El 18 de febrero de 2014, cerca de la plaza Brión de Chacaito y sus zonas aledañas, una multitud se concentró para apoyar al dirigente opositor, Leopoldo López, quien había decidido entregarse a la justicia de forma voluntaria, luego de haber sido acusado por el ejecutivo venezolano de ser el autor intelectual de las muertes que se registraron en las protestas del día 12 de ese mismo mes.

Centenares de ciudadanos vestidos de blanco ondeaban el tricolor nacional: jóvenes, estudiantes, madres, padres, niños y hasta adultos mayores. Éstos acudieron a ese lugar no sólo para evidenciar cómo su líder político iba a ser apresado, sino también porque fueron a darle ese apoyo moral que el mismo López había solicitado, la noche anterior, mediante un vídeo que se hizo viral rápidamente.

Luego de varios meses de detención (en julio de ese año) inició el primer juicio del representante de Voluntad Popular, “En estos momentos inicia el juicio de Leopoldo, Marco, Christian, Ángel y Demian. Les estaré informando de lo que suceda por esta vía. LT”, informó Lilian Tintori desde su cuenta en Twitter. 

A éste se le dio privativa de libertad, condenandolo  al encierro por 13 años y 9 meses. La acusación: instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir. Desde ese momento hasta ahora, la familia López-Tintori no ha podido ver la luz.

Su esposa ha acudido a diversos organismos, nacionales e internacionales. Incluso, asistió a una cumbre de la Organización de las  Naciones Unidas para plantear el caso y que se logrará intervención internacional en el caso de su esposo. Tintori sostiene que no existen argumentos contundentes para que su conyugue esté tras rejas, que se han falseado testigos y documentos, y que lo que existe contra López es una prueba fiel de violación contra los derechos humanos.

La familia López-Tintori ven en la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional la última carta que se tiene bajo la manga para que se pueda hacer justicia y sacar al Coordinador nacional de la tolda naranja de prisión. Mientras tanto, él sigue en una celda en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde, leyendo a sus autores favoritos y escribiendo sus reflexiones como lo ha hecho desde el primer día que llegó a ese lugar.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com