Primicias24.com – (NP).- Este lunes, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, durante un gabinete escolar en la Unidad Educativa Estadal Clavelito, ubicada en la comunidad Guaremal de Los Teques, municipio Guaicaipuro, anunció el inicio de los trabajos de mejoramiento del centro escolar, gracias al plan de rehabilitación permanente que ha beneficiado a 130 mil estudiantes.

“La educación es lo más importante para nosotros, por eso en Miranda invertimos más de la mitad del presupuesto en educación. En seis años de gestión hemos construido 47 nuevas escuelas, beneficiando a 20 mil 949 alumnos. Hemos realizado más de 644 intervenciones en centros educativos estadales y consolidado 210 planteles, que son los que han integrado buen rendimiento, infraestructura adecuada y buen funcionamiento”.

Explicó que los trabajos que se ejecutarán en la mencionada institución suman una inversión de 5 millones de bolívares, y entre ellos se encuentra la construcción de un muro de contención en concreto armado que permitirá estabilizar un talud, la corrección de las filtraciones en el techo y la recuperación de las fachadas internas y externas del plantel. “Los padres hacen importantes esfuerzos, porque quieren que sus hijos tengan una buena educación, pero también llamamos a la comunidad para que sea protagonista. La comunidad tiene que cuidar la escuela para que los muchachos tengan el futuro que ellos merecen”.

Capriles reiteró que a través de la educación se puede derrotar el alto índice de violencia que hoy se vive en el país. “Los venezolanos no tienen que resignarse ante la crisis. Para cambiar la realidad hay que seguir invirtiendo en educación. La educación no cambia al país, pero sí cambia a las personas que cambiarán el país. Si garantizamos una buena educación alejamos a los muchachos de la violencia, porque la educación ofrece las herramientas para que nuestros niños y jóvenes no se pierdan en el camino. Si la escuela les da las herramientas, aseguramos que mañana nuestros niños sean hombres y mujeres de bien”.

Finalmente, sostuvo que la actual crisis económica y desabastecimiento que atraviesa la nación también está tocando las puertas de escuelas. “El impacto lo vemos directo en el Programa de Alimentación Escolar (MiPae), el cual sirve 115 mil platos de comida a diario. Pero hoy no hay con qué pagar la misma cantidad de alimentos que se compraba antes, porque hay un problema en la estructura de costo.

Todo ha subido de precio por la inflación, mientras el presupuesto es el mismo. Para poder mandar más comida el Gobierno nacional tiene que mandar más recursos. Además, la escasez está afectando, ya que no se consigue la carne, el pollo ni la leche. Eso que se está viviendo en casa también se está viviendo en las escuelas, pero a pesar de todo, nosotros seguimos pedaleando. No podemos permitir que el programa de alimentación se paralice”.

Share Button