Primicias24.com – (NP).- “26 años después del Caracazo, Venezuela no ha cambiado en nada. Las condiciones del país siguen siendo las mismas o hasta han empeorado, a pesar de haber tenido la bonanza petrolera más importante de nuestra historia. No es justo que 26 años después del Caracazo, seamos el país con la inflación más alta del planeta, con la escasez más alta del mundo y uno de los países más violentos de la tierra”, así lo aseveró el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, durante una asamblea popular con cultores mirandinos, que se celebró este viernes en Los Teques, municipio Guaicaipuro.

Insistió en que Venezuela percibió recursos suficientes, por concepto de la renta petrolera, para ser un país distinto a lo que es actualmente. “Hay que ver cuántas personas perdieron la vida durante ese estallido social en 1989 y las que han muerto en estos últimos años como consecuencia de la violencia.

Nada más el año pasado cayeron 25 mil venezolanos. Hay que ver cuántos jóvenes están en la cárcel pagando una condena. Antes los anaqueles estaban full y la gente no tenía dinero cómo comprar. Ahora, la diferencia es que los anaqueles están vacios. Quienes hoy ganan un sueldo mínimo no les alcanza para nada, porque el bolívar vale menos que hace 26 años”.

Capriles dijo que el pueblo venezolano está resistiendo, aguantando la profunda crisis política, económica y social, sin embargo, reiteró que es necesario un cambio. “Nosotros deberíamos tener un país distinto. Hoy el hombre nuevo que tanto pregonaba la mal llamada revolución, cae víctima de la violencia y la mujer nueva está haciendo colas para comprar comida.

Esto tiene que cambiar y ustedes tienen la fuerza para lograr ese país que soñamos, en el que todo podamos tener un empleo de calidad y ganar bien, en el que podamos dormir tranquilos y caminar por las calles sin miedo. Un país de paz y progreso”.

Asimismo, el mandatario mirandino afirmó que los jóvenes tienen la fuerza para lograr el cambio que clama Venezuela en estos momentos. “Los que hoy toman decisiones en Venezuela viven en el pasado, porque no quieren asumir el presente. Entonces, ¿cómo vamos a salir del pasado? Ustedes, los jóvenes, son los que tienen el poder para cambiar a Venezuela.

Los jóvenes son los que tienen la fuerza para ayudar a que esta situación del país cambie. Ustedes tienen la energía para hablarles a sus padres y a sus abuelos del futuro que quieren”.

Share Button