Carlos Herrera, editor de Primicias24.com

Carlos Herrera, editor de Primicias24.com

Primicias24.com.- El problema con la homosexualidad de Capriles no es discriminarlo, sino que niega su conducta, niega a “Armandito”, niega que existió un acta policial donde un funcionario de la Policía de Baruta lo encontró haciendo sexo oral a “Armandito” en la vía pública y quiso llevarlo preso como correspondía, pero por esa actitud de ejercer la ordenanza de buena conducta en la vía publica fue despedido del cargo. Eso lo niega Capriles, así como niega haber estado dentro del BMW.

En Venezuela los homosexuales tienen derechos y en este gobierno es donde más los han reivindicado. Aquí hemos visto ministros homosexuales, gobernadores, no hace mucho un gobernador del oriente del país homosexual acaba de dejar el cargo, hay alcaldes, diputados… y ninguno ha negado su conducta ante la vida.

En Venezuela hemos visto marchas pidiendo matrimonio entre personas del mismo sexo y no se ha visto a Capriles allí puesto que él niega su condición. Se observan a diario Organizaciones No Gubernamentales recogiendo firmas, haciendo movilizaciones, foros, convenios con sanidad para protección sanitaria, han exigido que las autoridades los respeten y no se los lleven presos como hacían antes en la Cuarta República cuando ser homosexual en este país era un delito. Pero Capriles no se suma a esas iniciativas porque es un vividor y en vez de asumir su conducta pone a los demás a trabajar por él. Es decir, él se beneficiaría de los derechos conquistados por los homosexuales sin haber aportado una gota de sudor en esa lucha reivindicativa, porque Capriles se mueve es dentro del closet.

En Europa hemos visto grandes líderes encabezando esas manifestaciones por reformar las leyes, caso España por ejemplo donde se pueden casar y no andan con hipocresías.

wi4qs4

Es importante que en Venezuela los homosexuales se casen entre otras cosas para que tengan igualdad ante la ley y que si tienen bienes en común sea repartido ese patrimonio conyugal en caso de separación. El problema no es que Capriles sea homosexual sino que es mentiroso. ¿Por qué niega su homosexualidad? porque tiene un prejuicio ante la sociedad y prefiere seguir estando dentro del closet y los BMW, porque no le gusta carro malo.

Capriles con esa conducta de hombre que quiere reflejar lo único que hace es engañar a todos los venezolanos. Ayer leí en El Universal una entrevista que le hace Roberto Giusti donde Capriles asegura que no se ha casado porque es demasiado hombre y le gustan mucho las mujeres, lo cual le imposibilita la estabilidad. Semejante embuste, porque basta con preguntar en su entorno y no existe mujer alguna. Incluso, en la campaña pasada cuando fue derrotado por el presidente Chávez, tenían montada una operación donde iba a aparecer en una tarima besándose con una muchacha y poniéndole fecha al matrimonio que según sería para enero de 2013 ¿se casó? no se casó porque a esa muchacha le iban a pagar un millón de dólares para que simulara que era su mujer.

Pero es que Capriles no solamente miente acerca de su sexualidad, también oculta que es fascista, neoliberal, capitalista y pretende hacer ver al país que es un hombre humilde y popular, negando su verdadera condición de clase. Todos sabemos que a Capriles le dan asco los pobres y los niños mal vestidos de los barrios populares.

Todos sabemos que su Plan de Gobierno presentado para las elecciones del 07 de octubre aboliría las misiones, desmontaría la estructura del Estado y despediría a miles de trabajadores, lo cual sería igual de ganar el 14 de abril.

La discusión no es entonces que sea homosexual y lo oculte, discriminando indirectamente a esas personas, sino que es un mentiroso empedernido. Los homosexuales en este país tienen dignidad y han conquistado muchos derechos y garantías constitucionales que les permiten no estar en la clandestinidad como estuvieron antes, porque inclusive han tenido cargos en el gobierno nacional, regional y local, así como en muchas empresas privadas exitosas.

¡Capriles sal del closet!

Share Button