Primicias24.com.- A nuestro medio de comunicación llegó la siguiente carta de una fuente confiable que prefiere el anónimato, la cual transcribimos y exponemos integra a continuación:

Sr. Carlos Herrera, editor de Primicias24.com

Mediante la presente nos dirigimos a usted a razón de hacerlo del conocimiento de una situación que hoy nos incomoda en nuestra querida planta Globovisión. Pero antes de describir las precisiones del caso, quisiéramos dejar por sentado que esta comunicación fue enviada con anterioridad a los siguientes medios sin que pudiésemos obtener su publicación (tenemos acuse de que fue recibida):

  • Venevisión.
  • Televen.
  • Unión Radio.
  • Noticias24.
  • El Nacional.
  • El Universal.
  • Últimas Noticias.

Los trabajadores de Globovisión, que no nos identificamos por los momentos debido a que tememos por nuestra estabilidad laboral dados muchos rumores de que se nos estaría investigando para dar con la más mínima falta que justifique nuestro despido (Verbigracia, retrasarse del horario de trabajo aunque sea por un minuto), queremos que a través de su prestigioso medio de comunicación se difunda nuestra inquietud con el nuevo dueño de nuestra planta televisiva, el doctor Raúl Gorrín.

Queremos alertar al señor Gorrín de que no todos los trabajadores de Globovisión estamos contra él, nosotros estamos con la institución. Globovisión debe ser el canal más visto por los venezolanos, y para eso solo hace falta una apertura a nuevas voces, sin prescindir de las que ya se manifiestan por nuestras pantallas. Evidentemente que la programación de los medios del Estado no es la mejor porque ellos también seleccionan a los entrevistados y filtran las declaraciones, por lo que atender las demandas de personas oficialistas, quienes además tienen los micrófonos de los medios oficiales cerrados porque solo pueden hablar los “enchufados”, es un punto a nuestro favor. Tenemos que tener un verdadero equilibrio informativo, abrirnos sin necesidad de perder nuestra génesis.

Génesis que no es tumbar gobiernos, ni desear la muerte de ningún Presidente, incluyendo a Nicolás Maduro. Nosotros lo que queremos es un país sin divisiones ni odios, queremos la paz.

Globovisión debe ser la pantalla de todos los venezolanos, donde salgan los de derecha y los de izquierda ¡Basta de tanto odio!

De la misma forma, queremos hacerle llegar esta carta pública para que esté en conocimiento de nuestro rechazo a posturas radicales de algunos periodistas del medio, como Carla Angola, Kiko Bautista y Roland Carreño del programa Buenas Noches, quienes obtienen cuñas de sus entrevistados con lo cual traicionan el espíritu de nuestro canal y del periodismo en general, puesto que eso está condenado en el Código de Ética del Periodismo y se llama palangre.

Tememos hoy por nuestra estabilidad laboral unos 400 trabajadores, quienes no tenemos quejas del trato administrativo recibido en la anterior gerencia, pero de un tiempo para acá se creó la matriz de opinión que hoy nos impulsa a esta publicación.

Nosotros consideramos una traición la venta de nuestro canal, pues sabemos que el gobierno no nos iba a cerrar puesto que lo necesitan como equilibrio informativo, como mantenimiento de la polarización, como forma de ver la corrupción a lo interno, y si lo hubiesen querido cerrar ya lo habrían hecho desde hace tiempo. En fin, la directiva vendió porque quiere más los dólares que a los venezolanos.

Es mentira la situación económica mala del canal, porque las ganancias por cuñas son exorbitantes, solo contando las que se ven, imagínense las que no se ven. Es publico y notorio que las multas al canal las pagó el pueblo venezolano, muchos empresarios nacionales y otros que están en Miami. ¿Cómo quedan los venezolanos que pagaron esas multas creyendo en la buena fe del dueño de la planta, el doctor Zuloaga?

Debe evaluarse también la participación de algunos periodistas, sobre todo anclas, quienes muchas veces pasan por encima de los jefes para establecer sus criterios radicales. Tal es el caso de Pedro Luis Flores, quien impone condiciones. Tenemos información de que recibe dinero de algunos medios de comunicación para leer sus titulares.

Señor Gorrín, debe procurar que la política editorial de Globovisión sea equilibrada, plural y democrática. Ni puro Capriles, Capriles, Capriles… Ni puro Nicolás, Nicolás, Nicolás… Todo el mundo debe aparecer en nuestras pantallas, pues el espacio radioeléctrico es de todos los venezolanos, los periodistas no pueden generar odio ni tampoco los dueños del espectro radioeléctrico.

Por otro lado, debe auditarse la estructura telemática de nuestro canal, puesto que se tiene conocimiento de enlaces con organizaciones internacionales y personajes políticos a l@s cuales se reportan nuestros movimientos, razón por la cual le hacemos llegar está carta por vías distintas y poco comunes. Es decir, estamos siendo grabados permanentemente, lo cual viola el derecho a la privacidad.

Usted tiene que cambiar esa estructura doctor Gorrín.

Además, sabemos que muchas de las copias de nuestro historial audiovisual están siendo ultrajadas para venderlo en el extranjero, lo cual es un robo si entendemos que usted compró esos derechos.

Queremos que nuestro canal salga adelante, que nadie sea destituido de sus cargos y que finalmente Globovisión sea la pantalla más vista por todos los venezolanos, pero eso pasa porque usted dé el ejemplo y haga las reformas pertinentes desde el punto de vista administrativo y se le dé oportunidad a periodistas con algunos programas que expresen la gestión y alcances de las obras del Gobierno. No puede ser, que según nuestra política editorial todo lo relacionado al Gobierno es malo, que se escondan incluso los aspectos positivos.

Nos despedimos deseándole el mayor éxito en su gestión y que Globovisión sea el canal de todos los venezolanos.

Mil gracias a Primicias24.com y su editor, Carlos Herrera, por el apoyo recibido.

Share Button