Gráfica - Imagen Referencial

Gráfica – Imagen Referencial

Primicias24.com – (NP).- El decreto de emergencia en la infraestructura vial, publicado el pasado miércoles por el Gobierno Bolivariano, permitirá acelerar los trabajos de normalización de la vialidad que se acometen desde el año 2010, tras los daños causados por las fuertes lluvias caídas en el país durante 2010 y 2011.

Así lo explicó el ministro del Poder Popular para Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, quien resaltó además que este decreto es un instrumento que posibilita continuar acompañando a las gobernaciones y alcaldías en la ejecución de proyectos de vialidad, acordados en el marco del Gobierno de Eficiencia en la Calle.

“En los años 2010 y 2011 fuimos golpeados por los sucesos naturales, en particular las lluvias, que generaron casi 200 mil familias refugiadas. Así como estas familias perdieron sus viviendas, la infraestructura vial también sufrió importantes daños. Desde ese entonces se activó un plan de mejoramiento; de hecho, fue decretada en emergencia no solo la situación de vivienda sino también de la vialidad. Pero es imposible, dada la magnitud de lo que sucedió en esa ocasión, que en dos años pudiéramos desarrollar la totalidad de los trabajos. Se ha avanzado bastante, el estado de las vías ha estado estabilizándose, ahora queremos continuar con los trabajos que se han realizado y para eso demandamos un instrumento que nos dé canales expresos para seguir desarrollándolos”, señaló El Troudi.

Recordó el titular de Transporte Terrestre que el Gobierno Nacional tiene competencia únicamente sobre autopistas y vías troncales, lo que representa alrededor de 8 por ciento del total de la vialidad del país.

“Sin embargo, ese restante porcentaje muy mayoritario demanda atención. En el marco del despliegue del Gobierno de Eficiencia en la Calle, una de las principales expectativas y demandas de gobernaciones, alcaldías y comunidades organizadas, ha sido justamente que podamos acompañarlos en sus responsabilidades en la atención de la vialidad”, afirmó el ministro.

Añadió que son numerosos los proyectos de infraestructura vial que se emprenderán y ya están siendo acometidos como resultado del Gobierno de Eficiencia en la Calle. “Por ello, requeríamos este instrumento para continuar con el trabajo de estabilización que ya se viene haciendo, pero sobre todo de cara a la normalización. No se trata de que la condición de la trama vial en el país esté absolutamente depauperada o maltrecha. Se trata de decretar una situación de emergencia que permita que los trabajos sean más rápidos”.

Noventa días prorrogables

El pasado miércoles, la Presidencia de la República, mediante decreto Nº238, publicado en Gaceta Oficial Nº 40.218, declaró el estado de emergencia de la infraestructura vial de todo el territorio nacional, por un lapso de 90 días.

El Troudi puntualizó que 90 días es el lapso establecido en la ley, pero pueden ser prorrogables. “Si fuera necesario prorrogarlos, seguramente en su momento el presidente Nicolás Maduro tomará la previsión correspondiente a los efectos de darle continuidad a este decreto”, indicó.

El decreto expone que es responsabilidad del Estado venezolano garantizar la protección de los derechos fundamentales como la libertad de tránsito por todo el territorio nacional y que frente a situaciones que constituyan amenazas, vulnerabilidad, riesgo o peligro para la integridad física o moral de las personas y su calidad de vida, el Estado debe proveer todos los medios a su alcance para garantizar la seguridad de la nación y la protección de las personas.

También recuerda que el crecimiento económico sostenido que ha tenido la Patria en el último periodo, que ha repercutido directamente en un aumento de la calidad de vida de la población, no solo ha permitido el acceso de particulares a la adquisición de vehículos, sino que ha influido en un mayor movimiento de carga por las autopistas, carreteras y troncales a nivel nacional.

Por estas razones, el Gobierno Bolivariano consideró urgente e indispensable adoptar medidas extraordinarias sobre la infraestructura vial, por su carácter estratégico y de seguridad de la nación, garantizando el abastecimiento, el transporte en condiciones de seguridad y eficiencia, y la integración regional y nacional, principios básicos defendidos por el proceso revolucionario.

Share Button