Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (Opinión) – Pospuse la continuación de la serie de artículos sobre el libro de Leopoldo, “Preso pero libre”, para dedicarle estas líneas a la apoteósica manifestación cívica realizada por el pueblo venezolano el pasado primero de septiembre, en Caracas, con el fin de exigir al CNE la obediencia al mandato pautado en el artículo 72 de nuestra Constitución.

Pensé ponerle al artículo el título de “¡Sin precedentes!”, pero me sedujo el calificativo que le atribuyó “Chúo” Torrealba a esa jornada y por tal razón lo he titulado “Epopeya cívica”, porque me pareció más expresivo, aún cuando siempre he identificado a la epopeya con la virtud épica de los héroes consagrados al servicio de su patria en las gestas emancipadoras. Empero, admito que también la epopeya puede ser entendida como una acción cívica grande y pública.

Estoy persuadido que se trató de una manifestación sin precedentes en la Venezuela moderna. En efecto, según lo que he podido leer y presenciar, en los eventos de calle que se han efectuado en Venezuela desde 1958, ninguno se le aproxima ni en calidad ni en cantidad. Cualitativamente, por su entusiasmo, su composición por edad, sexo y estratificación social. Cuantitativamente, la impresionante demostración de fuerza exhibida en el cierre de la campaña de Capriles frente a Maduro, que presencié en Caracas, se quedó pequeña.

Yo caminé desde El Marqués hasta Chacaíto y ningún vocablo, ni el más ditirámbico que pudiera escoger, reflejaría en toda su dimensión la magnitud de este acto cívico. Fue algo inenarrable. No se trató de la asistencia de los opositores al gobierno. Fue todo un pueblo, con o sin militancia partidista, el que acudió a la cita para protestar por el hambre, la escasez y carestía de los productos básicos, la inseguridad y solicitar, de manera pacífica, que se le permita expresarse democráticamente en un Referendo sobre la gestión de Maduro, de acuerdo a lo establecido en el artículo 72 de nuestra Carta Magna.

Entre los pocos paisanos de Sucre que pudieron superar los obstáculos orquestados por el gobierno para impedir que la gente del interior llegara a Caracas, me encontré a “Sañelo”, nuestro alcalde de Marigüitar, a Jesús Sánchez, Presidente de su Cámara Municipal, a “Santico” Marcano, ex Presidente, a Wiliam Betancourt (de Sotillo), a Angélica Lanza y Zulay Cabezas, entre las valientes mujeres que se enfrentaron a la GNB en Santa Fe, durante varias horas, para reclamar su derecho al libre tránsito. También hablé con el diputado Elguezábal, Piero Ballatore, Gualberto González y Miguel Méndez Fabbiani. Fuera de Sucre, saludé a Mario Villegas y J. J. Molina de Avanzada Progresista.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com