Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com – El 27 de febrero de 1989 se recuerda como uno de los días más trágicos en la historia contemporánea de Venezuela. Aún se desconoce la cifra exacta de las personas que fallecieron aquel fatídico día.

Hace 27 años, una rebelión se gestó en contra de las medidas impuestas por el gobierno de Carlos Andrés Pérez, lo que dio paso a una insurrección popular conocida como “El Caracazo”.

A principios de mes, el entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez, se dirigió a la nación para asomar las medidas que aplicaría al país, en medio de una situación económica adversa para la nación.

“Venezuela regresará al estado de bonanza económica y no pueden haber ajustes en lo económico cuyos efectos solo se sientan en los grupos de menores ingresos”, recalcó.

A pocos días de asumir su segundo mandato, Carlos Andrés Pérez presentó ante el país un programa de ajustes macroeconómicos, definido por las masas como el “paquete económico”.

La decisión contemplaría la liberación de los precios de productos básicos y de todos los servicios públicos, aumento del 100% en el precio de la gasolina, incremento en la tarifa en un 30% del transporte público, transferencia al sector privado de procesos y funciones del sector público, reducción sustantiva de los beneficios sociales al trabajo, eliminación de los aranceles de importación.

Vale recordar que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un préstamo por el orden de los 4.500 millones de dólares en los próximos tres años y 21.000 millones de dólares en los siguientes 7 años, multiplicando la deuda externa.

Todas estas medidas eran de aplicación inmediata. El aumento de la gasolina debía efectuarse a partir del 26 de febrero y las tarifas de transporte público urbano en un 30% a partir del 27 de febrero.

Los anuncios presidenciales, dieron paso a una serie de manifestaciones que iniciaron en Guarenas y se extendieron en diferentes puntos de la ciudad capital, además de ciudades como La Guaira, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Mérida y Ciudad Guayana, que fueron brutalmente reprimidas por los organismos de seguridad del Estado. Las garantías constitucionales quedaron suspendidas en todo el territorio nacional.

La cifra oficial de los asesinados que ofreció el gobierno de Carlos Andrés Pérez durante El Caracazo fue menor a 300, sin embargo; esto quedó totalmente desfasado cuando años después aparecieron fosas comunes en la famosa Peste, ubicada en el Cementerio General del Sur.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com