Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (NP) – Juan Crespo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Harina (Fetraharina), acudió este miércoles a la Asamblea Nacional para solicitar un derecho de palabra que le permita exponer la “grave situación de escasez” de alimentos derivados del trigo que se avecina en el país debido a la irresponsabilidad del gobierno de no importar el grano.

“Si no lo denunciamos vamos a ser cómplices de un caos económico; ya no será ni siquiera una emergencia, sino un caos, cuando la gente no consiga pan, ni pastas, ni galletas. Nosotros no queremos sumarnos a eso”, dijo Crespo.

Esto es responsabilidad del Gobierno, pues el ministerio de Alimentación, a través de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA), es el que importa directamente el trigo. No sé si lo está haciendo con alevosía (no importar el trigo) pero realmente quien está padeciendo es el pueblo”, advirtió.

Refirió que por sus condiciones climáticas, Venezuela nunca será productor de trigo, por lo que se ve en la necesidad de importar las 80 mil toneladas mensuales que se requieren para el consumo nacional de productos derivados. “Nosotros tenemos por cultura comer pan, somos el tercer o cuarto país más consumidor de pan y pastas del mundo”, aseguró.

Pero actualmente los inventarios de harina de trigo están a “niveles críticos”, por lo que Fetraharina estima que antes de que finalice el mes se paralizará por completo el sector, lo que afectará a 12 mil trabajadores de la industria harinera, o a 80 mil si se suman los que trabajan para panaderías industriales y artesanales.

Ya son muchas las panaderías que han reducido la producción de pan, especialmente canilla, y otros productos derivados; y que se han visto obligados a subir los precios porque la poca harina que tienen la están comprando a “bachaqueros”.

Buscando soluciones

Como consecuencia de la situación, empresas como Gruma, de México, que representa en Venezuela el grupo Monaca, y Cargill de Venezuela, estadounidense, están incumpliendo con las convenciones colectivas, refirió Crespo.

“Esto también lo queremos denunciar ante la AN. Según la ley orgánica del trabajo, las empresas, si no tienen la materia prima, no están obligadas a pagar los salarios, entonces están mandado a los trabajadores de vacaciones, o a pintar, a fumigar, a hacer limpieza en los molinos a los fines de que no se paren. Además, en los molinos se trabajan cuatro turnos y están pagando uno solo porque no hay con qué trabajar”, indicó.

“Es decir, el caos es total tanto para los consumidores como para los trabajadores y los empresarios. ¡No hayamos qué hacer! Por eso estamos buscando apoyo, en este caso de la Asamblea Nacional, para que se tenga conocimiento de esta situación”, apuntó.

“Nosotros no queremos un conflicto ni una guarimba ni nada de eso. Simplemente somos trabajadores denunciando una grave situación que va a afectar a todo el país. Si ya el pueblo está pasando trabajo porque no consigue arroz, no sabemos qué puede pasar si tampoco consigue pan o pasta, que son otros alimentos que aún puede consumir a bajo costo”, comentó.

“Estamos agotando todas instancias administrativas conciliatorias, como lo son las mesas de trabajo, las mesas de diálogo. Incluso nos hemos dirigido al Consejo Nacional de Economía Productiva para que ellos también estén al tanto de la gravedad. Hay una resolución que establece que el Estado debe darle prioridad a las medicinas y a los alimentos, por lo que no entendemos cómo el mismo Gobierno, que es el que saca las resoluciones, no las cumple”, añadió.

Crespo concluyó diciendo que un barco con trigo importado de México o Canadá se tarda más o menos un mes en llegar al país, y que luego ese grano debe distribuirse entre las 12 empresas molineras que existen en Venezuela, por lo que la situación tardaría más de un mes en normalizarse, siempre que el gobierno cumpliera con importar hoy mismo la mencionada materia prima.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com