Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (Opinión) – No es un secreto para nadie que a partir del 8 de diciembre del 2010, cuando se inició una política de expropiación de tierras en el Sur del Lago de Maracaibo por parte del Gobierno Nacional, donde intervinieron unas 43 fincas que sumaban unas 20.200 hectáreas de tierras productivas, bajo la premisa de la lucha contra el latifundio, la producción de alimentos, en lo que una vez fue “la despensa de Venezuela” ha venido en caída libre al punto de estar muy cerca de su total paralización en este año 2016, sí la realidad no cambia.

La situación por la cual atraviesan los agricultores de la zona productora por excelencia de carne, leche, queso, plátano y frutas de Venezuela es crítica a todas luces. Desde la intervención y expropiación de Agroisleña para convertirla en Agropatria, las penurias de los productores del campo en los municipios Colon, Catatumbo, Sucre y Francisco Javier Pulgar del estado Zulia y del resto del país, han venido creciendo en forma alarmante.

La escasez de insumos golpea con fuerza al sector, el suministro de insumos tales como semillas, fertilizantes, insecticidas y otros están por debajo del 30% de los requerimientos reales de los productores locales. Si a esto sumamos la falta de combustible, lubricantes, maquinarias, equipos, cauchos y repuestos podemos esperar que los ya deprimidos índices de producción lleguen a cero en cualquier momento, agravando aún más la situación de escasez alimentaria por la que atraviesa nuestro país en la actualidad.

La bonanza petrolera dio pie a que se privilegiaran las importaciones abandonando por completo el campo y el aparato productivo nacional, se acabó el chorro de dólares devenidos de los altos precios del petróleo y ahora el país está sufriendo las consecuencias de este proceso de devastación.

Pareciera que por parte del Gobierno nacional, no existiera ni la disposición, ni la voluntad política, ni la capacidad para reactivar la producción nacional. Esto no se resuelve con excusas que terminan siendo hilarantes, ni con discursos populistas, ni echándole la culpa a imperios, ni burgueses, ni pelucones. Esta es una tarea de consenso, donde todos los factores deben buscar concertaciones y acuerdos apuntados a un solo fin, autoabastecer los mercados y permitir que los venezolanos podamos llevar a la mesa los alimentos que necesitamos para salir adelante y alimentar sin colas a nuestras familias.

Lo escrito en dicho artículo de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor.
Primicias24.com no se hace responsable por su contenido.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com