Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com(NP)- El diputado de Vente Venezuela por el estado Aragua, Luis Barragán, se pronunció este viernes sobre la situación irregular que se registra en esa entidad, luego de que fuese abatido un sujeto de una importante banda delictiva. A su juicio, en Aragua “hay un Estado paralelo que pulveriza el Estado de Derecho: la delincuencia”.

“Aquí en Aragua el Estado es impotente. Este está sólo para perseguir a la disidencia política y no a los delincuentes ordinarios, como los de la banda Tren de Aragua”, señaló.

Luis Barragán insistió en responsabilizar al gobernador del estado Aragua, Tareck El Aissami, por no atender esta crisis de seguridad y dar respuestas inmediatas a las comunidades.

“En lugar de dedicarse a solucionar este tema, el mandatario regional está abocado a conformar la estructura del partido oficial y a inaugurar pequeñas obras ornamentales”, denunció.

El dirigente aseguró que los delincuentes han penetrado el Estado y ni los órganos de inteligencia pueden identificar a los asesinos, estafadores y ladrones que atacan constantemente a los ciudadanos.

Toque de queda informal

Luis Barragán recordó que esta realidad en Aragua no es novedosa y explicó que los aragüeños están “sitiados” por los delincuentes, quienes tienen condenados a los ciudadanos a una especie de toque de queda informal.

Además, mencionó que comerciantes y hasta policías sufren las consecuencias de vivir en un territorio sometido al terror, que no se limita a colas para adquirir alimentos, sino que ahora tiene que ver con balaceras, robos y ataques con armas de guerra.

Según el parlamentario de Vente Venezuela, este terror no se limita a los venezolanos que son ajenos a los organismos policiales. Incluso quienes ejercen tareas de seguridad –apuntó- son víctimas de ataques con granadas, como sucedió con la Comisaría de San Mateo, donde aún quedan esquirlas de una explosión reciente.

Reportes sobre esta misma comisaría indican que un grupo de delincuentes habría robado esta semana al menos 20 fusiles, dos pistolas y más de 70 cargadores de fusil.

“Esta violencia desatada es un mecanismo de control social que ha implementado el régimen de Nicolás Maduro, pero se les escapó de las manos. Delegaron tareas en los delincuentes, les dieron un visado; es un terrorismo de Estado por delegación”, sostuvo.

Este jueves, Maracay amaneció paralizada por un “toque de queda” impuesto por los líderes de la banda criminal Tren de Aragua. Los comercios permanecieron cerrados y las calles desiertas, ante el temor de que surgiera alguna represalia por parte de los delincuentes.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com