Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (Opinión) – Los resultados que vienen arrojando todos los trabajos de opinión pública, realizados por empresas especializadas en la materia que indican que más del 80% de los venezolanos rechazan a Nicolás Maduro y su gestión al frente del Gobierno, no se han equivocado y la multitudinaria participación del pueblo en la Toma de Caracas el pasado primero de Septiembre así lo deja confirmado. Las tres gigantescas concentraciones que reunió cerca de un millón de ciudadanos en las avenidas Francisco de Miranda, Libertador y Rio de Janeiro de la ciudad capital, es la prueba inequívoca de que el pueblo venezolano quiere un cambio tanto en la conducción del estado, como en los conductores del mismo y ese sentimiento generalizado de la población debe ser atendido oportunamente por quienes tienen la responsabilidad de dirigir el poder electoral; los venezolanos demostramos una vez más que la idea que estamos enarbolando es absoluta y tajantemente democrática, que quienes abrazamos la propuesta del Referendo Revocatorio del Presidente de la República, queremos que se respete la voluntad de los ciudadanos y se cumpla la Constitución Nacional, que claramente consagra esta figura, como un mecanismo pacífico y electoral, para dirimir la permanencia o no de un gobernante al término de la mitad del período para el cual fue elegido; dejamos absolutamente claro nuestro talante democrático, volvimos a desenmascarar el refrito del régimen del supuesto golpe de estado, expediente fraudulentamente montado, para tratar de descalificar a las fuerzas democráticas, que llevamos casi dieciocho años oyendo tanto del fallecido Hugo Chávez como de su heredero, esta pésima comedia que sólo busca justificar la escalada de represión y persecución, que mantiene en las cárceles del País a venezolanos y venezolanas decentes y de comprobada solvencia democrática, ética y política. Definitivamente la actividad del primero de septiembre, confirma lo ya expresado por la mayoría de la nación el pasado 6D, cuando casi ocho millones de compatriotas, sufragamos para concretar el cambio político y dotar a Venezuela de un nuevo y renovado Poder Legislativo Nacional.

Si a la jornada multitudinaria señalada anteriormente, le agregamos lo ocurrido en la comunidad de Villa Rosa en la isla de Margarita un día después, donde los vecinos de la población salieron enardecidos a las calles, cacerola en mano a repudiar la presencia de Nicolás Maduro y manifestar que estaban pasando hambre, con la impropia, soez y vulgar respuesta, de gritos y agresiones físicas, por parte del “jefe del Estado”, no queda otra conclusión, que estamos en presencia de un “señor” que no sólo perdió el apoyo popular, sino que su realidad es más grave aún, porque perdió el respeto de los ciudadanos, que ya no se sienten representados por él, para el ejercicio de la Presidencia de la República. Frente a este bochornoso episodio, es menester que quienes están alrededor de Maduro, comiencen a pensar con seriedad, qué hacer con este patético personaje, sobre manera el alto mando militar y la alta dirigencia del PSUV y el resto de los partidos de gobierno, que deben comenzar por entender, que cuando un Presidente se hace indigno del cargo que ostenta, debe renunciar, pero si carece de la dignidad necesaria para hacerlo, entonces debe exigírsele la renuncia, para bien del País y de la Democracia.

“Quienes defienden el derecho a la vida de asesinos, avalan la pena de muerte de ciudadanos inocentes”.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com