Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (Opinión) – No se puede reprochar a los cientos, por no decir miles, de compañeros de lucha de la Mesa de la Unidad Democrática, que a lo largo y ancho de todo el País, han venido promoviendo sus potenciales candidaturas a las veintitrés gobernaciones de estado, que de acuerdo a la Constitución y las leyes, vencen sus períodos de gobierno en diciembre de este año 2016; pero lo que si tenemos que decir a los cuatro vientos y con mucha seriedad es, que esas elecciones regionales no son la prioridad de un País, que yace en su lecho de enfermo, con una patología de extrema gravedad, que amenaza con destruirlo y liquidarlo de manera definitiva. Casi dieciocho años de ineptitud, desaciertos, populismo, derroche, corrupción y ceguera, para imponer a trocha y mocha un modelo fracasado, nos está haciendo pagar un costo extremadamente grave, porque además de destruir todo el tejido democrático, económico y social, ha llegado a extremos peligrosos, hasta para la propia convivencia de la familia venezolana, que sufre la escalada de una interminable confrontación de odios, revanchas y resentimientos traídos por un déspota que se creyó dueño del presente y el destino de la sociedad venezolana.

Partiendo de esta reflexión es que nos aferrarnos, para llamar la atención de nuestros compatriotas, en el sentido de que en su momento las elecciones de gobernadores tendrán toda nuestra atención, pero en este aciago momento de nuestra historia debemos atender con urgencia, el tema de la salida política a la crisis existencial que nos azota y en ese sentido depende exclusivamente de cada uno de nosotros el rescate del País, para la democracia y la libertad, de allí que es imprescindible que asumamos como de vida o muerte de la República el compromiso de hacer respetar la soberanía popular, que sólo con una millonaria participación popular en la Toma De Caracas del primero de septiembre, podremos hacer que quienes ostentan el poder entiendan que no son los amos y señores de la Nación, que hay una Constitución y unas leyes que deben ser acatadas y respetadas por todos, cuando se trata de un sistema democrático, porque cuando un pueblo decide cambiar un gobernante o un sistema político, no hay poder ni bayonetas que lo puedan frenar, ya que la regla de oro de cualquier democracia descansa intransferiblemente en la voluntad de los pueblos y el nuestro, en más del 80% está pidiendo a gritos que se acaben las trabas y las dilaciones, para la convocatoria del referéndum constitucional para revocar el agónico mandato de Nicolás Maduro, heredero derrochador del decadente y perverso régimen instaurado por el fallecido y resentido Hugo Rafael Chávez Frías.

“Quienes defienden el derecho a la vida de asesinos, avalan la pena de muerte de ciudadanos inocentes”.

Lo escrito en el artículo de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor.
Primicias24.com no se hace responsable por su contenido.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com