Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (NP) – Yleska Castillo Castillo, viuda del piloto Jonny Ramírez, fallecido el pasado primero de agosto en un accidente aéreo ocurrido en el sector Playa Linda, cercano al Parque Nacional Canaima, estado Bolívar, se pronunció sobre el caso para solicitar respeto a las víctimas y una investigación transparente del siniestro que esclarezca sus verdaderas causas.

Castillo estuvo acompañada del abogado Salvador Tumino, quien se refirió a unas declaraciones emitidas por un grupo de pilotos de la región el 5 de agosto, sólo tres días después de que se estrellara la aeronave PA31-350, un bimotor siglas YV607T perteneciente a la empresa Tiuna Tours, que volaba la ruta La Paragua-Canaima, causando la muerte de sus dos ocupantes.

“Estos pilotos dijeron que el protocolo de autopsia señaló que cuando se produjo la emergencia, Jonny Ramírez sufrió un infarto fulminante. Nosotros rechazamos, negamos y contradecimos todas y cada una de esas palabras, donde comentan que el protocolo de autopsia indica que el piloto sufrió un infarto fulminante”, adujo Tumino.

caso-avion-bolivar

Salvador Tumino e Yleska Castillo / Imagen referencial.

El abogado argumentó que “nosotros tenemos el certificado de defunción EV-14 que indica una muerte por calcinación, no dice infarto fulminante. Por ende en el acta de defunción en la causa de la muerte colocan calcinado, entonces si la forense dice que murió calcinado, ¿de dónde sacan los pilotos que él pereció de un infarto fulminante?.

“No sabemos de qué se trata esto, no quiero prejuzgar a nadie, pero sí preservar el nombre del piloto Jonny Ramírez, que se mantenga limpio hasta que acaben las investigaciones”, enfatizó.

Investigación clara

Castillo y Tumino pidieron que se respete la memoria de Jonny Ramírez, quien tenía alrededor de 4 mil horas de vuelo en el modelo del aparato siniestrado, era instructor, evaluador y acababa de renovar su licencia de piloto el siete de julio, menos de un mes antes de la tragedia, para lo cual aprobó una serie de exigentes exámenes ante la autoridad aeronáutica.

“Hasta que no se cierren las investigaciones no se puede inculpar a nadie. Con eso que están diciendo del infarto no están haciéndole ningún favor a sus deudos, a su esposa, a sus hijas de 9 y 4 años, a su mamá y a sus hermanos, están atentando contra la moral de estas personas que ya con este accidente tienen suficientes problemas y preocupaciones”, señaló Tumino.

El profesional del derecho añadió que llama la atención que en ese grupo de pilotos declarantes aparece Orangel Serrano, dueño de la empresa Tiuna Tours, propietaria de la aeronave que se estrelló y por lo tanto patrono del aviador fallecido.

“Si él es el propietario y representante de la empresa, ¿qué hace allí?, ¿es que los demás pilotos lo están apoyando a él?, ¿por qué ese respaldo tan rápido?, mientras que los familiares del piloto fallecido no han recibido ningún tipo de apoyo en público ni en privado, ni siquiera en esa declaración de prensa les manifestaron algo de solidaridad”, aseveró.

Sobre las causas del accidente aéreo, Castillo y Tumino subrayaron que deben ser investigadas de manera transparente, sin embargo conocen las declaraciones de testigos que narraron haber visto el aparato antes de caer con su motor izquierdo en llamas y humeante, lo cual contrasta con otra versión que habla de que se quedó sin combustible, u otra hipótesis como la que expresó el general Clíver Alcalá Cordones.

“Lo que no quiero es que se mal ponga el nombre de mi esposo, ni que venga la empresa a estas alturas a echarle la culpa al fallecido porque no tiene cómo defenderse. Pedimos que los entes competentes hagan una correcta investigación, no nos estamos negando a lo que en ella se pudiera determinar en cuanto a responsabilidades, pero también advertimos que hay intereses oscuros que quieren torcer las cosas”, concluyó Castillo.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com