Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com – A finales del mes de enero, se informó la captura de varias personas vinculadas a la red de corrupción en la Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL) y la Red de Abastos Bicentenario, que operaban desde el Ministerio de Alimentación en la gestión del extitular de ese despacho, Carlos Osorio.

En principio, se manejó la cifra de 40 detenidos por desviar alimentos desde los almacenes para llevarlos a restaurantes, comedores y revendedores.

Entre los implicados estaba el presidente y la administradora de CVAL, Heber Aguilar y Bárbara Neidi Figueroa, así como la presidenta de la Red de Abastos Bicentenario S.A, Bárbara González.

No obstante, el pueblo de Venezuela todavía se pregunta por qué están presas “Las Bárbaras”, madre e hija ladronas y corruptas que se robaban la comida de los niños, adultos y jóvenes venezolanos, pero no están tras las rejas sus jefes.

mercado cielo abiertoEstas personas hacían mercados a cielo abierto, diciéndole al Presidente que vendían 100 toneladas de comida, pero vendían 60 y se robaban el resto.

Los venezolanos esperan que estén presos sus jefes porque estas personas no actuaron solas, esas personas venían trabajando desde hace muchos años y todo ese dinero que se robaron lo convirtieron en dólares y lo sacaron fuera de Venezuela.

Algunos funcionarios cercanos al asunto, aseguran que en este caso están involucrados militares de alto rango, que han deshonrado a las Fuerzas Armadas, que se hacen llamar chavistas y “son unos tremendos ladrones y rateros”.

“Lo más indigno es robarse la comida de un niño, porque esos operativos a cielo abierto eran para las personas de escasos recursos. Cuando esas personas se estaban robando esa comida no estaban robando ni a la oligarquía ni a la burguesía venezolana, estaban robando a los niños de los barrios y a los niños de los sectores populares, porque con esa comida es que se alimentan esas personas. No es posible que todavía no esté preso el General o los militares que dirigían conjuntamente con estas personas esa red de contrabando que tenían”, señalan.

De igual manera, consideran que no se puede tener presas sólo a esas personas cuando realmente los jefes están con los millones de dólares a nombre de sus familias fuera de Venezuela y hoy eso todavía está impune.

Es elogiable y se felicita la labor del ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, por ser uno de los pocos que ha tenido el coraje de desarticular este tipo de organizaciones criminales, que en nombre de la Revolución se han enriquecido.

Este Ministro ha demostrado que sí es un chavista comprometido con el proceso revolucionario y le duele el saqueo que estaban realizando en el Ministerio de Alimentación.

Sin embargo, el llamado es para que metan presos a los militares que están detrás de esa operación de saqueo. Todo el mundo sabe quiénes son los militares que están involucrados en el caso, pero temen decirlo porque también dirigen bandas criminales y pueden tomar represalias contra los denunciantes.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com