Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com (Opinión ) – A Carlos Melo lo conocí antes de mi incorporación a La Causa R. Eran años de lucha. Él en ese movimiento y yo en el ámbito gremial. Nos encontramos en la calle y junto a otros hombres y mujeres participamos de la primera manifestación en demanda de restitución de las garantías constitucionales suspendidas por el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. Luego, juntos en Congreso, participamos de numerosas luchas junto a trabajadores de la economía informal, estudiantes, dirigentes populares perseguidos y no pocas veces acompañamos a los viejitos liderados por Edgar Silva.

Juntos participamos, en compañía de otros compañeros y compañeras, en todo el proceso que derivó en la división de La Causa R y en el nacimiento del PPT. Dimos la batalla para que ese nuevo movimiento apoyara la candidatura de Hugo Chávez. Yo me quedé en el PPT mientras Melo prefirió irse al naciente Movimiento V República. La dinámica política lo llevó a discrepar del MVR y del propio Chávez al poco tiempo de iniciarse su gobierno. Se fue a la oposición y tuvo su primer carcelazo, que terminó por distanciarnos durante algunos años, en vista de que después de su detención fue presentado en VTV frente a un lote de armas que él se encargó de patear, en señal de rechazo a es imputación. Yo era presidente de VTV y las imágenes que difundieron jamás pasaron por mis manos ni por mi aprobación. Carlos sabe que así fue. Y Kico Bautista es testigo de las gestiones que hicimos ante el vicepresidente de entonces, José Vicente Rangel, para que se respetara su integridad física y se evitaran mas abusos en su contra.

Con los años recompusimos nuestra vieja amistad. Puedo decir que conozco bien a Carlos Melo. Es un hombre decidido en la defensa de sus ideas. Es un valiente, un “echao palante”. Y de ello pueden dar fe los amigos y compañeros de la parroquia 23 de Enero, a quienes Carlos y yo siempre apoyamos en tiempos de persecución durante el gobierno de Caldera II, por citar solo un ejemplo.

Pero Carlos no es ningún terrorista, no anda con cordones explosivos ni nada que se le parezca, y mucho menos cuando ya tenía la certeza de que el Sebin lo estaba cazando para detenerlo desde hace varios días. Es una canallada lo que se está haciendo con él, y seguramente ocurre lo mismo con otros detenidos en esta semana. Sus antiguos compatriotas, hoy dirigentes del chavismo, que lo conocen,saben que lo que digo es cierto. Por demás, Melo milita hoy en Avanzada Progtesista, el partido de Henri Falcón, cuya política central es el impulso del diálogo y el repudio a cualquier salida violenta . Así será de endeble la acusación en su contra que se ha dictado una medida sustitutiva que le permitirá salir en libertad restringida en las próximas horas.

Es lamentable que los organismos de seguridad sigan actuando bajo los mismos parámetros, montando ollas, fabricando acusaciones.y, de paso, vulnerando derechos humanos fundamentales. Incomunicando, incumpliendo o retrasando órdenes judiciales. Y uno no entiende que en circunstancias como la actual la Defensoría del Pueblo no pase del saludo a la bandera, no se plante a exigir juicios justos, el respeto al debido proceso y el cese de prácticas que tantas veces denunciamos en la llamada IV República.

Al gobierno se le ha pasado la mano en su escalada represiva. Se ha comido varias luces en ese campo. No existe el verbo “erdoganear”, pero hay que crearlo para registrar y denunciar las prácticas absolutamente reñidas con nuestra constitución, en cuyo contenido destacan numerosas garantías en materia de derechos humanos que poco cuentan en la actualidad . El caso de Melo, similar al de Yon Goicochea, no puede pasar bajo la mesa. El silencio, frente a casos como estos, hace demasiado ruido.¡ Liberen sin condiciones y restricciones a Melo y a todos los que han sido detenidos bajo el mismo formato!

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com