Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com – La piña ha entrado con fuerza en nuestra dieta. Es una fruta fresca, sabrosa y que nos ayuda a eliminar líquidos. Además, hoy en día es fácil comprarlas, a diferencia de lo que ocurría en otros tiempos. Por ello, su consumo ha aumentado bastante en la última década, en crudo o en yogures, así como con otros alimentos en conserva. Esto ha hecho que consiga muchos adeptos, aunque su uso sigue siendo muy limitado.

Batido de piña / Imagen referencial

Batido de piña / Imagen referencial

Si estás en el club de los apasionados de la piña, seguro que te has preguntado si puedes hacer algo con su cáscara. Y la respuesta es ¡Sí! Esta tiene las mismas propiedades que la pulpa, pero multiplicadas de manera formidable. Así que guárdala y te diremos cómo puedes aprovecharla.

La piña o ananás es un alimento muy rico en vitaminas y minerales, lo que la convierte en un elemento ideal para quienes quieren mantenerse jóvenes y conservar una silueta esbelta y saludable.

Cáscara de piña / Imagen referencial

Cáscara de piña / Imagen referencial

1- Previene problemas de visión

Gracias a sus nutrientes, cuidará tu visión. Es una propiedad bastante importante, ya que los problemas oftalmológicos son cada vez más frecuentes, debido a las horas que pasamos frente a ordenadores y dispositivos móviles.

2- Diurética

Tanto la piña como su cáscara son ricas en agua, además de otros minerales que contribuyen a expulsar toxinas que perjudican la salud de nuestro organismo. Si nos las depuramos correctamente de nuestro organismo, el efecto es similar a estar inyectando un veneno que poco a poco nos va dañando.

Jugo de piña / imagen referencial

Jugo de piña / imagen referencial

3- Antivejez

La vitamina C de la piña es muy versátil, de forma que actúa como antioxidante, al tiempo que refuerza nuestro sistema inmunitario. La consecuencia directa de ambos aspectos es que ralentiza el envejecimiento celular, por un lado, y ayuda a que nuestras defensas estén en plena forma para protegernos de enfermedades.

4- Te mantiene activo

Gracias al manganeso, se activa la enzima que produce energía. Cuando la introduzcas en tu dieta, no necesitarás tomar esas bebidas energéticas cuya composición desconocemos. Recuerda que los médicos tienen opiniones encontradas con respecto a este tipo de refrescos. Sin embargo, las bondades de la piña están de sobra contrastadas y, lo que es más importante, no sufrirás ningún efecto secundario, a menos que tengas alergias.

Cáscara de la piña / Imagen referencial

Cáscara de la piña / Imagen referencial

5- La cáscara de piña es antiinflamatoria

La cáscara de piña debe sus propiedades antiinflamatorias a la bromelina. Por ello, se recomienda su uso para tratar la sinusitis, el dolor de garganta, la artritis y la gota. Bajará la hinchazón y con ella, aliviará el dolor.

Usos de la cáscara de piña

1. Exfoliante

Piña / Imagen referencial

Piña / Imagen referencial

La dureza de la cáscara de piña hace que se abran los poros para que, de este modo, las cremas penetre con mayor facilidad. Mientras, su jugo se introduce por los mismos para limpiar nuestra piel. El resultado será un cutis sano, brillante y joven, enriquecido con vitamina C.

2. Preparados antiinflamatorios

En este caso presenta dos ventajas. La primera son sus propiedades pero, además, su rugosidad permite que el mezclado funcione en niveles más profundos.

Usos para la piña / Imagen referencial

Usos para la piña / Imagen referencial

3. Licuado e infusiones para perder peso

Como decíamos, es un diurético natural, así que las dietas de adelgazamiento incluyen este tipo de bebidas como complemento. A mucha gente le resulta muy complicado bajar de peso porque retiene líquidos, por lo que los jugos y tés a base de cáscara de piña son muy recomendables con este fin.

4. Original emplatado

Beneficios de la piña / Imagen referencial

Beneficios de la piña / Imagen referencial

Cuando invitas a tus amigos a comer, te apetece sorprenderlos con una buena comida, pero también con un detalle divertido, con una sorpresa que nadie espera. Una buena estrategia es guardar íntegra la cáscara de piña, a modo de cuenco, para emplatar alguna de tus preparaciones. El resultado es muy original y es garantía de éxito.

¿Volverás a tirar a la basura la cáscara de piña?

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com