Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com – Las leyendas urbanas están a la orden del día en cualquier campo, también en el de la salud. A pesar de ser falsas, algunas se resisten a desaparecer porque llevan toda la vida siendo repetidos hasta la saciedad dentro de la cultura popular, como que el chocolate es un afrodisíaco.

1. Los productos sin gluten son más sanos

El gluten no es dañino / Imagen referencial

El gluten no es dañino / Imagen referencial

Los celíacos y otros enfermos con intolerancia al gluten deben abstenerse de tomarlo, pero el resto de personas no tienen que hacer ese sacrificio, porque el gluten no es dañino para ella.

2. Bañarse o nadar tras comer produce cortes de digestión

El corte de digestión no existe / Imagen referencial

El corte de digestión no existe / Imagen referencial

El corte de digestión en principio no existe, es un error de nomenclatura porque se relaciona con síntomas propios de la digestión. La causa real del mal llamado corte de digestión son los cambios bruscos de temperatura y es que cuando hay un choque térmico aparecen síntomas como el vómito, pero esto no quiere decir que la digestión se haya interrumpido, es más, se puede ser víctima de un corte de digestión sin comer.

3. La “regla de los cinco segundos”

5 Segundos suficientes para que las bacterias contaminen la comida / Imagen referencial

5 Segundos suficientes para que las bacterias contaminen la comida / Imagen referencial

Cinco segundos son más que suficientes para que las bacterias contaminen cualquier comida, de hecho, las bacterias pueden contaminarla en tan solo unos milisegundos. Así que esta regla es una leyenda urbana muy antihigiénica.

 

 

4. El chocolate es un afrodisíaco

Según una investigación de la Clínica Mayo ni el chocolate ni

El chocolate no es un estimulante sexual / Imagen referencial

El chocolate no es un estimulante sexual / Imagen referencial

ningún otro alimento son capaces de estimular el apetito sexual. Esta fama del chocolate es un gancho publicitario que se ha extendido desde la época victoriana, seguramente por el exotismo de que fuera descubierto en el Nuevo Mundo.

 

El chocolate no es malo para la piel / Imagen referencial

El chocolate no es malo para la piel / Imagen referencial

5.El chocolate estropea la piel

Y tras la mala noticia de antes, una buena con el chocolate: la extendida creencia popular de que el chocolate produce granitos o acné no es del todo cierta. Y esto se sabe desde un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association en 1969. El estudio consistía en que durante un mes dos grupos comerían golosinas, unos con chocolate y otros sin. Al finalizar el experimento, se contaron los granos de los participantes de cada grupo y no había diferencias entre la piel de los que lo comieron y los que no.

6. La sangre se torna de un color azulado cuando esta falta de

Sangre azul / Imagen referencial

Sangre azul / Imagen referencial

oxígeno

La sangre jamás se vuelve azul, ni siendo de una familia real, la única diferencia entre la sangre “normal” y una a la que le falte oxígeno es que esta última acusa una tonalidad más oscura de rojo.

7. El alcohol mantiene una temperatura corporal alta y  mata neuronas.

El alcohol atrofia las neuronas / Imagen referencial

El alcohol atrofia las neuronas / Imagen referencial

En cuando altema de las neuronas, el alcohol no llega a destruirlas, lo que sí destruye (con un consumo excesivo) son las conexiones entre ellas, lo que origina atrofia y degeneración.

 

8. Los chicles tragados no se quedan pegados a las tripas

¿Cuántos niños habrán pasado miedo al tragarse

El chicle no se queda pegado a las tripas / Imagen referencial

El chicle no se queda pegado a las tripas / Imagen referencial

un chicle y pensar que se les ha quedado pegado a las tripas? Pues resulta que es falso. Se expulsa igual que cualquier otra golosina. Eso sí, otra historia es la gente que muere por asfixia al atragantarse con ellos.

 

9. El pelo y las uñas crecen hasta después de muerto

Esto no es un consejo de salud, pero sí otra mentira más que ha resistido al paso de los años. No es que las uña

La piel que las rodea se retrae / Imagen referencial

La piel que las rodea se retrae / Imagen referencial

s crezcan, sino que la piel que las rodea se retrae, a medida que se deshidrata, haciéndolas parecer más largas y en cuanto al vello, al retraerse la piel también parece que haya crecido. Hay que recordar que para que crezcan las uñas o el pelo han de producir células nuevas y estando muerto eso no es posible.

 

10. Comer antes de emborracharse evita la temida resaca

Comer no evita la borrachera / Imagen referencial

Comer no evita la borrachera / Imagen referencial

Malas noticias para aquellos que creen que lo tienen todo controlado: la comida no es una barrera que evite la resaca (o un coma etílico), la puede hacer más llenadera, pero no, no la evita.

 

 

Es arriesgado igualar el azúcar a la heroína / Imagen referencial

Es arriesgado igualar el azúcar a la heroína / Imagen referencial

11. El azúcar es igual de adictivo que la heroína

La (casi) adicción a bebidas refrescantes como la Coca-Cola se atribuye normalmente a las cantidades ingentes que estas bebidas contienen de ella. Por eso es arriesgado igualar el azúcar a la heroína. aunque el azúcar no es sano.

La diferencia es la cantidad que tomemos / Imagen referencial

La diferencia es la cantidad que tomemos / Imagen referencial

12. Azúcar natural mejor que la procesada

Seguimos con el aditivo más utilizado de la industria alimentaria, el dulce azúcar. La miel y el azúcar industrial engordan igual, la diferencia es la cantidad que tomemos. Los dulces, sean naturales o no, con mucha moderación.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com