Primicias24.com en Twitter

Primicias24.com – Los creadores de los vehículos aéreos personales creen que se verán con normalidad en una década. La regulación es el principal problema.

Aeromobil / Imagen referencial

Aeromobil / Imagen referencial

No serán solo un par de vehículos en el cielo, sino un verdadero despliegue. Hay muchas iniciativas en órbita, pero las más serias proceden de empresas europeas: alemanas y eslovacas. Aunque entran muchos factores en juego, el terreno técnico está superado. “Tenemos la tecnología necesaria desarrollada para hacer realidad los coches voladores. Ahora, lo más importante es conseguir una regulación y la aceptación del público”.

Desde el DeLorean del profesor Doc, los coches voladores se han convertido en la gran idea de futuro de toda una generación. Y eso que el vehículo de Regreso al futuro no era de alta tecnología. Ahora, el objetivo de los creadores está puesto en coches autónomos volando por las avenidas, entre los edificios, sin atascos ni contaminación ni accidentes. “Vamos a cambiar el sistema de transporte. El suelo está saturado y en el aire tenemos mucho más espacio, suficiente para todos”, describe Alexander Zore, investigador de E-Volo y uno de los directores del proyecto Volocopter.

El Volocopter / Imagen referencial

El Volocopter / Imagen referencial

El Volocopter es, de momento, el primer vehículo aéreo personal que ha efectuado un vuelo con una persona a bordo. Fue un trayecto de 20 minutos que se realizó en marzo de este año. Este vehículo no tiene la forma de un coche, sino más bien de un dron grande con capacidad para dos pasajeros. Pesa alrededor de 200 kilogramos y, aunque este es de momento un prototipo que se van a seguir mejorando, van a empezar a venderlo al año que viene por 300.000 euros. “De momento tiene ese precio porque son producciones muy limitadas. Cuando sea a gran escala, valoramos que puedan costar alrededor de 10.000 euros“, explica Zore.

El vehículo de MyCopter oscilará entre los 30.000 y los 50.000 euros porque la tecnología que los hace posibles es muy cara, por lo que expertos como Bülthoff reconocen que no podrá ser asequible para el 100% del público general. “De todas formas, cuando se abra al mercado masivo los precios irán bajando. Estoy soñando con ello, espero que no pase cuando ya me haya muerto”, se ríe el profesor Bulthoff, ya retirado, que ha dedicado toda su vida a la investigación en este campo.

Autos voladores eléctricos y autónomos

El Aeromobil / Imagen referencial

El Aeromobil / Imagen referencial

El vehículo de ambos proyectos es eléctrico. Despega, se mueve y aterriza utilizando la fuerza eléctrica de los rotores que tiene situados en la parte superior. Aunque los dos modelos estarán disponibles también en formato híbrido: eléctrico y gasolina de combustible. “Por nuestra parte, lo ideal es que sean eléctricos, porque reducimos las emisiones y la contaminación de las grandes ciudades“, considera Zore.

Sin embargo, el sistema eléctrico también tiene una clara limitación: la duración de las baterías. Ahora mismo, ninguno de los dos desarrolladores pueden asegurar más de 30 minutos de autonomía de la batería. “La duración de la batería es el elemento que más tenemos que mejorar. Porque ahora estamos bastante limitados. Creemos que en 10 años la capacidad eléctrica se habrá multiplicado”, explica el investigador de Max Planck. Además añade: “En su batería estará la clave de su despegue masivo”.

Velocopter / Imagen referencial

Velocopter / Imagen referencial

No todas las empresas apuestan por esto. En el caso de la compañía eslovaca Aeromobil, su idea de coche volador es exactamente eso: un coche que vuela. Un vehículo que se transforma de coche a avión, por lo que necesita conductor, que necesita pista de despegue y que funciona con gasolina. La empresa planea empezar a vender las primeras unidades en 2018 y ya ha hecho la primera prueba de vuelo con una duración de tres minutos.

Ambos desarrolladores ofrecen la doble posibilidad de que el coche sea autónomo o con piloto. Sin embargo, ponen en valor las ventajas de un vehículo aéreo completamente autónomo: “Estaría en comunicación permanente con el resto de los vehículos que están en el cielo. Esto proporciona una gran seguridad porque al saber exactamente y de forma actualizada la posición en la que se encuentran es casi imposible un accidente. Es la forma más segura de conducción”, reflexiona Bülthoff. “Es nuestra gran oportunidad para mejorar el sistema de seguridad, porque empezamos a construir desde cero“. Aun así, siempre debería haber un piloto en el vehículo que pudiera tomar el control.

Sin pista de despegue y muy fáciles de conducir

Coche volador / Imagen referencial

Coche volador / Imagen referencial

Aunque algunos de estos coches voladores no tiene forma exacta de coche, se consideran así porque será posible aparcarlos y despegar desde tu propio jardín. Es decir, estos vehículos aéreos personales no necesitan de pista de lanzamiento ni aterrizaje porque cuenta con la tecnología que les permite despegar en vertical. Este sistema es reconocido por los investigadores como uno de los más difíciles de conseguir y también uno de los más costosos. Pero, muy ventajoso. Tanto que el proyecto de MyCopter ha recibido 4,4 millones de euros de fondos públicos de la Unión Europea para contribuir al desarrollo de un sistema de transporte diferente para Europa. “El objetivo es que nos movamos así en el futuro”.

Esta característica es vista por E-Volo como una de las más beneficiosas: “Al no necesitar construir carreteras ni

Coche volador / Imagen referencial

Coche volador / Imagen referencial

edificios disminuye mucho su coste. También puede ser muy útil en países donde no haya infraestructura y en ciudades muy congestionadas como Shangai, Rio o México DF. De hecho ya hemos iniciado conversaciones con ellos”.

Otro de los aspectos que los expertos creen que puede posibilitar la llegada de estos vehículos es lo fácil que será conducirlos, tanto como un coche. A diferencia de un helicóptero, estos tienen un manejo similar al de un dron grande, con cuatro controles básicos: arriba, abajo, derecha e izquierda. Mike Jump es ingeniero en la Universidad de Liverpool y ha desarrollado un simulador de vuelo para este tipo de vehículos que ya se está utilizando en MyCopter: “Nuestro sistema ha utilizado tecnologías de control para que pilotos sin experiencia de vuelo puedan aprender en poco tiempo, menos de cinco horas, cómo controlar y volar uno de estos vehículos”. Estos simuladores no representan al 100% la experiencia real de vuelo, pero sí una gran parte ya que incluyen factores como falta de visibilidad o turbulencia.

El objetivo, conseguir una regulación

El Aeromobil / Imagen referencial

El Aeromobil / Imagen referencial

Después de todas las cuestiones técnicas, surge la misma duda: ¿Está preparada la población para ver coches voladores? “No, creo que no. Admitimos que mucha gente expresará sorpresa y también negación. Necesitaremos un período de transición“, considera Bülthoff. Las recientes polémicas de drones chocando contra aviones o de accidentes de los coches sin conductor inquieta a la población sobre las tecnologías que están por llegar. “En el caso de los drones es que quizás todo haya ido demasiado deprisa y a la gente no le ha dado tiempo a aceptarlo, pero no creo que pase lo mismo con estos vehículos. Queremos demostrar que estas nuevas tecnologías también tienen sus beneficios”.

Los desarrolladores instan a los Gobiernos a mantener la calma y apoyarles. Reconocen que el debate que abren

Coche volador / Imagen referencial

Coche volador / Imagen referencial

drones y coches como el de Tesla es beneficioso para poner el foco en la necesidad de una regulación que controle el tráfico y funcionamiento de estos nuevos aparatos. El investigador de Max Planck asegura: “La regulación es absolutamente nuestro principal desafío. Hace falta tener una de la misma forma que los aviones tienen las suyas. Sería peligroso no tenerla”. Aun así, añade que no van a poder volar por todas partes, hay zonas sensibles en las que no será posible, su espacio de vuelo sería el mismo que el del dron y siempre tendría que estar supervisado por controladores.

Share Button
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com