logo
MÉXICO-EEUU-HONDURAS-CARAVANA_34573608

Primicias24.com– Este viernes el Gobierno mexicano rechazó militarizar la frontera sur ante la llegada de emigrantes hondureños, pero se les exigirá el cumplimiento de tramites migratorios.

El subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población Alejandro Encina Rodríguez, expresó que "se permitirá el libre tránsito de emigrantes, se les dará seguridad, se respetarán los derechos humanos y la dignidad de los emigrantes pero dentro de un orden".

Asimismo, añadió que "va a haber seguridad, porque se tiene que garantizar la seguridad de los mismos centroamericanos, pero procuraremos una emigración regulada, que la gente entre y se registre y revisaremos la calidad migratoria que cada uno de ellos tenga o requiera"

El funcionario enfatizó que están en capacidad de implementar una operación para atender a 10, 15 ó 20 mil personas, las que sean necesarias, pero no es lo que se desea, reseñó Presa Latina.

Por su parte, la Secretaria del Gobierno Federal, Olga Sánchez Cordero, señaló que "se implementarán medidas y controles de flujo migratorio en la frontera México-Guatemala como la obtención de huellas dactilares, registros, firmas y entrevistas, con el objetivo de lograr un éxodo ordenado y seguro".

Este viernes culmina la visita a Honduras y El Salvador del Comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén López, con el objetivo de disminuir las migraciones y explicar los planes que se tiene en búsqueda de atacar las causas del éxodo centroamericano.

López aborda la situación con sus homólogos, las autoridades gubernamentales, académicos y sociedad civil de ambos países, además de regularizar la nueva caravana que se esta organizando y que posiblemente salga hacia México la semana próxima.    

De igual manera, el Encina Rodríguez agregó "esas acciones el Instituto Nacional de Migración reitera su compromiso irrestricto de respetar los derechos humanos de los emigrantes y de informar objetivamente sobre la política de México en la materia".

El subsecretario respondió ante las preguntas hechas sobre la situación actual de los emigrantes que se encuentran todavía en Tijuana, Baja California "si se le creyera a Donald Trump estaríamos a punto de una invasión a los Estados Unidos. Pero si somos objetivos veremos que en realidad hay un fenómeno migratorio importante, pero no hay una crisis en la frontera como él dijo".

También, aseguró que "este fenómeno, este éxodo, adoptó nuevas modalidades en la forma que se emigra a través de una caravana, pero tenemos más de 350 mil personas emigrando todos los años, y es la situación que queremos ordenar y regular en nuestro país".

Síguenos en Twitter como @primicias24