logo
J29cBr3f1A999e6Z9oo2j3

Primicias24.com- La casa blanca encendió sus alarmas por las “muy sorprendentes” posturas diplomáticas del Gobierno español, ante la situación de Venezuela.

Critican que España no quiso recibir a Juan Guaidó y que el ministro de transporte español, José Luis Ábalos, se reunió con la vicepresidenta de la nación, Delcy Rodríguez, pese a tener sanciones de la Unión Europea, lo que en teoría no debería permitírsele su ingreso al país.

Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta del Departamento de Estado norteamericano, dijo que la administración de Donald Trump “no entendía acciones que dañan las políticas conjuntas de EE.UU. y la Unión Europea hacia Venezuela”.

Filipetti destacó que su país respeta el derecho a la autodeterminación de las naciones, por lo que los líderes españoles tienen la potestad de elegir cuál será su política referente a la crisis venezolana.

Reiteró que la política de Estados Unidos “es apoyar a que haya de nuevo elecciones libres y justas en Venezuela y la restauración de la democracia”.